8 Dic 2011

Proyecto Raquel en Albacete

Enviado por Anawin

Sólo Dios va a sacar a estas mujeres de ahí

María José Mansilla, Presidenta a nivel de España del Proyecto Raquel, ha hecho en nuestra Diócesis una primera presentación de lo que es este proyecto eclesial y diocesano, y el próximo fin semana volverá para apoyar la formación del grupo del Proyecto Raquel en Albacete, que ayudará a las personas que necesitan la sanación y la reconciliación tras sufrir las consecuencias de pasar por un aborto.

 

  •  María José, ¿Qué es el Proyecto Raquel?
  •  Es un método para la sanación y la reconciliación postaborto, que se va implantando Diócesis a Diócesis y que combina aspectos psicológicos -dado el drama y el síndrome que sufren las personas a las que va dirigido-, y también y sobre todo, un aspecto espiritual. Es un proyecto no solamente católico, sino eclesial y diocesano, para dar respuesta como Iglesia a todas estas personas.

  •  Con cuánta gente habrás hablado que ha abortado y que tiene su vida hecha trozos...
  •  Pues he hablado con muchas personas, pero lo más importante son todas las que están ahí que no saben dónde acudir y a las que hay que abrirles las puertas de la misericordia, que es lo único que les puede sanar. Me atrevo a decir que todos en nuestro entorno más cercano e incluso en nuestras familias, estamos conviviendo con personas que han pasado por un aborto provocado, aunque es algo que no se dice, que se lleva escondido, porque pese a que socialmente digamos que está aceptado, se lleva en soledad y produce mucha incomprensión.
     
  •  ¿Qué se pretende en Albacete con la implantación del Proyecto Raquel?
  •  El Proyecto se organiza como una red de sacerdotes y consejeros, y algunos especialistas de Salud Mental, para ayudara cada persona en este proceso de sanación. No sólo se dirige a las mujeres, sino también a sus familiares. Lo principal es entenderlas, no juzgarlas, y, sobre todo, tener claro que solamente Dios las saca de ahí. Y para los que van a ser consejeros, lo primero que han de tener es una vida espiritual, porque en el fondo es acompañar a las personas en un proceso espiritual. Después, tienen que recibir la formación adecuada, porque muchas veces con nuestra mejor intención, decimos cosas como: bueno, mujer, pues ya lo tienes que superar o ya lo tienes que olvidar y ellas, no pueden superarlo ni pueden olvidarlo y necesitan de nuestra formación.
     
  •  Y además, darse cuenta los voluntarios de que forman parte de una red.
  •  Sí. Uno por su cuenta no puede hacer el Proyecto Raquel con una persona, porque ha de estar en contacto con la Red del Proyecto Raquel: es dentro de una red, porque seguramente esa persona desee en un momento determinado acercarse al Sacramento de la Reconciliación, que es central, o puede que haya tenido tanto sufrimiento que haya desarrollado una patología que necesite la ayuda de un especialista de la Salud Mental.
     
  •  ¿A qué te refieres cuando hablas de la Sanación?
  •  La sanación no es ni más ni menos que nos tenemos que creer que Dios Sana y que Dios tiene Poder, porque muchas veces nos volvemos muy profesionales en el sentido de que es importante la atención psicológica, y yo no digo que no lo sea, pero realmente lo que sana su corazón no es el psicólogo, no es un tratamiento médico: es encontrarse con la misericordia de Dios que les lleva a poder perdonar a todos los que han participado en su aborto, a perdonarse a sí mismas, que es lo más difícil para ellas, y a poder despedirse de sus hijos, terminar de personalizarlos, y entregarlos al Señor. Esto es lo que realmente les sana y esto es una acción del Espíritu Santo.
     
  •  ¿Cómo surgió el Proyecto Raquel?
  •  Surgió hace más de 25 años en Estados Unidos, por un llamamiento de los obispos a que no solamente era necesario, -y desde luego que lo es-, dar atención psicológica a las embarazadas en riesgo de aborto, sino también este ministerio de Sanación. Ellos eran confesores y sabían realmente los efectos que tiene el aborto en las personas. Es una respuesta que aúna factores psicológicos y espirituales, que se está implantando en muchos países, Diócesis a Diócesis, -dado que la Red del Proyecto Raquel pertenece a la Diócesis y a su obispo-, y con mucho éxito, porque se ve que es algo muy necesario.

Publicado en la Hoja Parroquial diocesana de Albacete y la Tribuna.